El titulo de este post es bastante pretencioso, por que la verdad es que no pretendemos escribir acerca del aeropuerto o de la ciudad. Mas bien vamos a platicarles acerca de nuestra visita al museo The Broad, un espacio que alberga la colección privada del financiero Eli Broad. Y que tiene todo un espacio dedicado a Roy Lichtenstein. Y como andábamos entregando unas litografías del mismo autor, el cliente se le hizo apropiado marcar la ocasión. La colección es bastante impresionante y tiene varias piezas irónicas de artistas contemporáneos muy famosos, como el Michael Jackson en oro de Jeffrey Koons y tiene un Infinity Room de Kusama. Que es parte de la colección permanente. Pero nuestros favoritos no tan famosos tienen un muy buen espacio principal, como las dos piezas de El Anatsui que es lo primero que ves cuando emerges de las escaleras eléctricas. Este artista nigeriano siempre es un placer encontrarlo en las colecciones privadas mas importantes de Estados Unidos. También nos lo hemos topado en el MFA de Boston y en el Blanton Museum of Art en Austin. Y esos mantos mágicos que hace con el aluminio del cuello de una botella de cerveza es la mejor evolución de Arte Povera que hemos visto.

Otra parte muy disfrutaba de la exhibición es el apareamiento en un mismo espacio de Keith Haring y de Jean Michel Basquiat. Dos artistas de Nueva York que trabajaban con mucha energía y fuerza, con un discurso fuerte, y trabajando en un momento muy particular en la historia de la ciudad, de Estados Unidos y del mundo. Esos sentimientos de estar creando arte en lo que fue prácticamente Ground Zero de una crisis de salud desconocida y que se volvió mundial siendo parte de una comunidad marginada, pues trasciende en su trabajo. Y nunca los habíamos visto juntos con varias piezas en un mismo espacio museografico. Es una experiencia bastante fuerte.

             

El edificio que diseño el despacho Diller Scofidio + Renfro de Nueva York, funciona muy bien como un espacio para arte y desde la primera escalera eléctrica que te sube al piso de exposiciones te va llevando con muy buen ritmo por sus salas. Y nuestra parte favorita fue esas ventanas en las escaleras de bajada que te dejan ver la bodega del museo, con sus cientos de piezas en anaqueles deslizables guardados. Es una parte de los museos que nunca están abiertos al publico y que pueden ser igual de fascinantes que los espacios de exhibición. Que es lo que se decidió no mostrar en piso y dejar guardado y por que? Que es lo que esta en bodega pero si se muestra a través de estas ventanas? En fin, dentro de un mundo en donde cualquiera se llama curador de espacios, es interesante imaginarse ese proceso de curación de un museo de estas características en una ciudad como Los Angeles.

                 

Fue una muy buena manera de pasar un Martes en la mañana. tuvimos que cerrar nuestro espacio en San Jose del Cabo por el día, y por eso es importante para nosotros dejar constancia de por que. Igual y solo para nosotros mismos, pero todo siempre es un intento de justificación para no quedar mal.